Dictaduras del Castrochavismo usan el coronavirus como coartada

carlos-sanchez-en-ccv

El castrochavismo, que opera en Cuba, Venezuela y Nicaragua, aprovecha la emergencia del coronavirus para sostener las dictaduras de en estos países, afirmó en Café con Voz el director del Instituto Interamericano para la Democracia, el boliviano Carlos Sánchez Berzain.
Para el también ex ministro de la Presidencia de Bolivia, la corriente que define como una “organización criminal”, usa la pandemia como “coartada” para mantener sus operaciones ilegales.
Con la emergencia que está causando un grave deterioro económico en todo el mundo y un daño a los sistemas de salud como no se había visto, estas dictaduras de nuevo aprovechan la coyuntura para mostrarse como estados legítimos, señala el analista boliviano.
“Quieren presentarse ante el mundo como estados que respeten derechos humanos y libertades públicas, y que han sido sancionados injustamente por Estados Unidos y otros países; y que esas acciones les restan posibilidades para enfrentar la pandemia”, dijo Sánchez Bezaín.
“Estas dictaduras ocultan las verdaderas cifras del coronavirus, restringen la libertad de información y aprovechan para reforzar los controles sobre la población”, añadió.

Nicaragua necesita una oposición que no sea “funcional”

Al referirse a la situación de Nicaragua, Sánchez Berzaín, fue categórico en afirmar que Daniel Ortega y Rosario Murillo, están en su momento más crítico, por la crisis que estalló en abril de 2018 y que el Covid19 y la resistencia de la población a pesar de la represión.
Sin embargo, indicó que para que la dictadura llegue a su fin en Nicaragua, se necesita una oposición que no sea a la medida de Ortega o de lo que quiera Ortega, porque se convierte “en una oposición funcional o de mentira”.
“Las oposiciones que juegan de esa forma infame, se prestan a hacer el papel de una democracia falsa, con reglas y acciones a la medida de los dictadores y por tanto son parte de la dictadura”, explicó el político boliviano.
Recordó que en su país la resistencia cívica fue la que pasó encima de la “oposición funcional” y fue así que Evo Morales, salió del poder.
“Lo que el pueblo nicaragüense debe exigir a quienes son sus representantes y que son supuestos opositores, es que demuestren que no son una oposición funcional que está esperanzada en unas elecciones para salir de Ortega, cuando lo que va haber es una dictadura electoralista apoyada por esa falsa oposición”, señaló.

Comparta este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email