El triunfo de Sheynnis Palacios Cornejo como nueva Miss Universo no estaba en los planes del régimen de Daniel Ortega, menos la rebelión silenciosa que enfrenta, incluso entre sus mismos simpatizantes por las simpatías que despierta la belleza caraceña.

De nada ha servido los llamados “a callar” y no celebrar a una reina de belleza universal que en el pasado apoyó las marchas que pedían el fin de la dictadura nicaragüense. El tema es espinoso, porque además involucra a una nuera de Ortega y Rosario Murillo, Xiomara Blandino, una exreina de belleza también   quien se ha declarado feliz con el logro de Palacios y ha aportado a la confusión dentro de las filas sandinistas.

Los sectores moderados no le ven motivo a la paranoia de los dictadores y menos los que por obligación deben seguirlo porque trabajan para el Estado. Los simpatizantes tienen sentimientos encontrados y Murillo y Ortega, han decidido enfrentar la crisis con sus estilos propios: ella se ha lanzado verbalmente contra la primera Miss Universo nicaragüense y el dictador, ha ordenado el destierro de la administradora de la franquicia de belleza en Nicaragua, Karen Celebertti.   

Mientras se amplían “las especies periodísticas” Mildred Largaespada, periodista e investigadora en Comunicación sobre las redes sociales, analiza para Voces en Libertad, los mensajes que “han ido y venido” alrededor del tema de Miss Universo, la reacción de los Ortega-Murillo y esta nueva rebelión en redes que enfrentan.

¿Qué ha pasado con los usuarios de redes sociales en Nicaragua tras el triunfo de Sheynnis Palacios? ¿Cuáles son los mensajes predominantes?

“En general, es que las distintas comunidades de nicaragüenses en las redes sociales se están manifestando profusamente a unos niveles muy altos como nunca antes vistos, ni siquiera durante los eventos del 2018. Esto debido a que está participando, una nueva generación de nicaragüenses que está más implicado en las redes sociales más que los que estaban en el 2018.

Es un evento histórico que les hace participar en todas las redes, en “X” poniendo tuits, en Facebook, poniendo estados y dándole muchos me gustas a todas las páginas que mencionan a Sheynnis dentro del país y fuera del país. Sobre el evento en redes sociales, es muy alta la participación porque se involucra TikTok que en la época del 2018 no estaba”.

Pero también hay detractores, ¿Quiénes son?¿Cómo se identifican y cuáles son sus mensajes?

“Los principales detractores de Sheynnis son un grupo menor, pero que por su significancia política es válido de mencionar, son las redes sociales orteguistas (del régimen de Daniel Ortega), la comunidad de redes sociales orteguistas donde están los militantes radicales.

Lo más significativo que hemos encontrado en el análisis, es que hay un enfrentamiento entre los mismos militantes orteguistas, porque un grupo cree que Sheynnis Palacios y su triunfo de Miss Universo es parte de un plan orquestado por el imperio para acabar con el régimen de Daniel Ortega y otro grupo de militantes orteguistas, quieren reclamar el triunfo de Sheynnis y participar gozosamente  del evento y no viven la paranoia de los otros.

Hemos notado que a este grupo, se le suma otro grupo de los simpatizantes del gobierno, estos simpatizantes que no son militantes del Frente Sandinista, ni de la Juventud Sandinista, ni de la Red de Jóvenes Comunicadores y que no no pueden ser controlados por Rosario Murillo, esto van por la libre y tienen un relato reivindicativo sobre Sheynnis: la celebran, la quieren para ellos, la quieren ver, la quieren celebrar y no quieren callarse a pesar de que es la orden por parte del régimen.

Hay aparentemente una estrategia de comunicación política de Rosario Murillo que es silenciar el nombre de Sheynnis, ese es quizá el dato más importante de toda la política del régimen sobre Sheynnis Palacios, es no nombrarla con su nombre propio”.

¿Cómo se leen los ataques de Rosario Murillo por ese triunfo de Palacios y que no logra callar en redes sociales?

“Se ha querido entender que este discurso de tantos adjetivos calificativos, soeces, agresivos por parte de Rosario Murillo, es contra los opositores, pero porque todavía no se han dado cuenta de lo que está pasando dentro de las redes sociales orteguistas y los simpatizantes del Frente Sandinista.

Esas palabras van hacia ellos, porque se les se está organizan do una rebelión, una auténtica rebelión en donde todos estos usuarios de redes sociales, mayoritariamente jóvenes, no obedecen, no están obedeciendo al silenciamiento que quiere Murillo, de manera que se le está descontrolando y vamos a ver cómo puede controlarlo”.

Leer además: Dictadura prohíbe ingreso a Karen Celebertti

¿Qué impacto tiene ese mensaje de Rosario Murillo entre sus fanáticos? ¿Cómo se replica en “las granjas de troles” y qué alcances tienen?

“El impacto en algunos casos es que han logrado que todos sean silenciados, pero eso no significa que no estalló la rebelión, entonces se silenciaron porque ellos consideran que es parte de la disciplina partidaria.

Los militantes que son un grupo muy reducido, pero luego están los simpatizantes del gobierno que participaban de alguna u otra manera dándoles me gusta a todo lo que se ponía e incluso acudían a las actividades en físico y toda esta gente está súper alterada y perturbada y el impacto es de muchísimo enojo contra Rosario Murillo y el régimen de Ortega, porque sienten que les están robando a su Miss Universo. La gente siente que el régimen no quiere celebrar lo más grandioso que les ha pasado a ellos y a toda Nicaragua.

Leer además: Abdala: “A los dictadores no les gusta que los acusen, no le tenemos que dar ese gusto”

Entonces no los puede controlar. Ayer todavía había muchísimos contenidos sobre Sheynnis, ahora han disminuido, pero la gente sigue hablando muchísimo. Hay una cosa súper importante y es que hay centenares de vídeos en TikTok donde la gente se filmó durante el triunfo de Sheynnis y vos mirabas que era gente que no era de la oposición organizada ni nada, eran gente de calle en Nicaragua. Toda esta gente está en contra de que no quieran darle el valor a Sheynnis solamente porque no se puso la bandera roja y negra que ellos querían”.

¿Cuál es el comportamiento de los usuarios en Nicaragua que no replican los mensajes de la dictadura, es decir que publican cosas en contra de la dictadura?

“Hay una estrategia que están utilizando muchísimo los nicaragüenses que es la de utilizar cuentas anónimas, que no son cuentas falsas. La diferencia entre las cuentas falsas es que yo intencionalmente utilizo una cuenta falsa, pero para denigrar y atacar a un objetivo en específico.

En Nicaragua, la gente utiliza cuentas anónimas que son cuentas de esas mismas personas, pero sin su nombre, sin su apellido, pero que van entran por las ganas de participar dentro de las redes sociales y para poder ver sus vídeos de YouTube, para poder entrar a sus Tik Tok, entonces esa es participación y la expresión que vemos.

Por ejemplo, en las redes potentes como  “X” donde está todo el relato político es bastante alta por parte de los nicaragüenses exiliados, toda la diáspora nicaragüense en todas partes del mundo y también algunos nicaragüenses al interior, participando con sus cuentas anónimas.

Luego dentro de Nicaragua, la gente está participando en todas las actividades de las redes sociales y lo más importante que hemos encontrado, es siendo una masa de gente tan grande, que tiene cuentas en las redes sociales, no participan con los contenidos del gobierno.

Lo podemos ver que cuando lanzan un programa donde aparece Rosario Murillo se conecta muy poca gente, ¿Dónde está toda esa gente? A veces medimos el nivel queremos medir, el nivel de participación por algo efectivo y también nosotros estamos midiendo por qué no lo hacen y la conclusión es que no participan dentro de esa estrategia.

Quieren participar en las redes sociales y que los dejen tranquilos, pero el régimen insiste en querer controlarlos a todos ellos. Veremos quién gana ahí”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *