Consejo Permanente se reunió para “evaluación colectiva”, pero no evaluó ni recomendó nada

El Consejo Permanente de la OEA se reunió la tarde de este lunes 29 de noviembre, en el marco de una resolución de la Asamblea General del organismo aprobada el 12 de noviembre, en la que declara ilegítima la farsa electoral del 7 de noviembre y establece que se debe realizar una evaluación colectiva inmediata de la situación de Nicaragua. 

No obstante, esta sesión no llevó a la toma de una decisión definitiva del Consejo Permanente, pese a lo orientado por la Asamblea General.

La presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, Antonia Urrejola, reiteró que Nicaragua ha desacatado los mandatos de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y recordó que el país centroamericano está en la obligación de cumplir los tratados internacionales en materia de derechos humanos que ha suscrito.

“La Comisión lamenta la decisión para el restablecimiento del orden democrático y hace un llamado al Estado de Nicaragua a reconsiderar. La CIDH destaca que Nicaragua se encuentra obligado por todos los instrumentos internacionales de los que es parte”, dijo Urrejola.

Leer además: Eurodiputados empujarán más sanciones contra dictadura

Sin evaluación, Consejo Permanente apuesta por diálogo con Ortega

Algunos países y el representante regional de la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para Derechos Humanos, Oacnudh, expusieron que es necesario un diálogo con las fuerzas políticas para buscar una salida a la crisis en Nicaragua.

“Hace un llamado a que inicie un diálogo amplio, transparente y participativo. La Oficina ofrece una vez más su apoyo y continuará monitoreando la situación en Nicaragua”, dijo Alberto Brunori representante regional de la Oacnudh.

OEA apuesta por salida electoral

Por su parte, el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, expuso que lla única ruta posible para Nicaragua es la celebración de nuevas elecciones con un proceso con garantías, observación electoral calificada y verdadera competencia electoral en el marco de un Estado respetuoso de los derechos humanos.

“La comunidad internacional ha ofrecido mil veces a Nicaragua renovar el camino a la democracia. Duele ver la revolución sandinista terminar en un esquema dictatorial como al que ha llegado ahora”, dijo Almagro.

Leer además: “No se puede creer en otro diálogo con Ortega sin condiciones”

En ese sentido, Daniel Zovatto, del Instituto para la Democracia y la Asistencia Electoral, expresó que las acciones de la dictadura van encaminadas a no permitir cambios por la vía electoral.

“La crisis que vive Nicaragua es una de las más graves desde el retorno de la democracia en nuestra región. En mis 35 años de vida profesional en el tema electoral nunca había visto una situación en la que el régimen autoritario encarcelara a los siete principales aspirantes de la oposición y que cancelara la personería jurídica de los tres principales partidos de oposición”, expresó Zovatto.

Por otro lado, Michael Campbell, representante de la dictadura ante el Consejo Permanente, desconoció los informes de organismos internacionales de Derechos Humanos y aseguró que en Nicaragua “no se están procesando a personas inocentes”

“Hemos escuchado informes sobre Nicaragua basados en falsedades para promover la campaña de agresiones contra el pueblo nicaragüense y contradicen las normas básicas de equilibrio, veracidad y objetividad”, dijo Michael Campbell.

Comparta este artículo

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en email
Email