Obispo Rolando Álvarez: “Los nicaragüenses esperamos y necesitamos magistrados creíbles en el Consejo Supremo Electoral”

Monseñor Álvarez, obispo de la Diócesis de Matagalpa, abogó este domingo durante su homilía que Nicaragua entró en un momento crucial para garantizar un buen futuro y construir un país por medio de la democratización y la realización de reformas electorales anunciadas por el régimen de Daniel Ortega y que iniciarán mañana lunes, 12 de abril.

Nicaragua entró en un momento crucial para construir un futuro de bienestar, afirmo este domingo el Obispo de la Diócesis de Matagalpa, Monseñor Rolando José Álvarez, al hacer referencias de las reformas electorales anunciadas por el régimen de Daniel Ortega. El prelado dijo que los cambios en el sistema electoral son necesarias par generar confianza en la población y así garantizar y legitimar unas elecciones libres, justas y transparentes.

“Los nicaragüenses esperamos y necesitamos Magistrados creíbles en el Consejo Supremo Electoral, que generen confianza en el pueblo, las necesarias y urgentes reformas electorales que garanticen y legitimen unas elecciones libres justas y transparentes”, dijo Álvarez.

El Obispo dijo que solo con solo con verdaderos cambios democráticos se le dará la paz a Nicaragua, que se ha visto alterada desde que el régimen de Daniel Ortega, ordenó la violenta represión luego de que la ciudadanía protestó en su contra por unas fallidas reformas a la Ley de Seguridad Social que, pretendían despojar del cinco por ciento de su pensión a los jubilados por vejez.

“Este será el camino cívico que habrá que recobrar finalmente una convivencia pacifica en justicia, paz y libertad, donde todos sin exclusión, podamos aportar nuestro granito de mostaza para la institucionalidad y el progreso; para poder decirnos unos a otros, hermanos, la paz esté con ustedes”.

El mensaje fue dado en su homilía dominical al mediodía de este domingo 11 de abril 2021 en la parroquia Divina Misericordia Sébaco, celebrando la festividad patronal.

Por otro lado, en su mensaje el obispo de Matagalpa, dijo que los nicaragüenses deben de perder el miedo, porque puede paralizar los deseos de paz que anhelan todos los ciudadanos; esta enseñanza esta basada en el momento de la resurrección, cuando Jesús se le apareció a sus discípulos incrédulos y con miedo, quienes se quedaron atónitos.

“El miedo puede llevar a la persona a paralizarse, el miedo es tan mal consejero y podría llegar a ser un instrumento del demonio que, puede volvernos incrédulos, el miedo que paraliza el corazón, nos puede llevar a no tocar a Jesús…” predicó.

Comparta este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email