Muere el “Oscar de Nicaragua”, el gran “Mirandita”

Oscar Miranda

Oscar Miranda, “Mirandita”, el pequeño gigante del medio medio publicitario nicaragüense ha muerto éste martes, a los 78 años de edad, según informaron familiares amistades. Su eterno entusiasmo, su capacidad incansable de trabajo, sus habilidades para hacer coincidir intereses del mundo del espectáculo con el mundo de los anunciantes y la gente, llegaron a su fin en ésta fecha.

“Despertando una mala noticia, les informo que esta madrugada murió el conocido promotor artístico y publicista, el siempre amable Oscar Miranda, conocido como Mirandita, con quien coincidí trabajando en el Canal 2. Q.E.P.D”, escribió el cronista deportivo Miguel Mendoza.

“Me siento muy golpeado, es todo lo que puedo decir”, dijo el ex gerente y propietario de Canal 2, Octavio Sacasa al confirmar el deceso del Mirandita, conocido también como “Osmir”.

El “amigo de todos, enemigo de nadie”

Anibal Rosales, publicista y mercadólogo que conoció de cerca Mirandita lo describió así: “Oscar Miranda fue el hombre de la eterna sonrisa, amigo de todos y enemigo de nadie. Siempre dispuesto a ayudar, a enseñar y a compartir. Todo una institución en el arte de las relaciones públicas. Osmir tenía la increíble capacidad de verle siempre el lado positivo a todas las cosas y fueron muchas las generaciones de publicistas que aprendieron de él, sus anécdotas fueron y serán memorables”.

Añadió que “no es de dudar que en sus honras fúnebres estarán moros y cristianos, hombres y mujeres de todo color y religión, porque Mirandita tenía el prodigioso don de lograr ser como un imán que todo lo unía”.

La periodista Jenny Muñoz, escribió en su Facebook: “Hoy le decimos hasta pronto a un hombre alegre, de gran corazón, jovial y con una visión de servicio a los demás. Siempre con una sonrisa pintada en su rostro y unas ganas inmensas de querer ayudar. Descanse en paz Oscar Osmir Miranda Uriarte, nuestro querido ´Mirandira’. Sin duda el cielo te recibe con esa alegría que vos destellabas. Dios conceda consuelo y fortaleza a su familia”.

Casi 60 años entre medios y publicidad, con su enorme don de gente

Mirandita era conocido en el mundo televisivo, radial y publicitario con un recorrido de casi 60 años. Siempre predominó su amabilidad, el caballerismo y su sonrisa. “¿Cómo está ese cafecito Luis Galeano? ¿Caliente?”, me preguntaba con su alegría contagiante cada vez que nos encontrábamos en algún medio o sitio público.

Y es que era de los que saluda a los demás por su nombre y apellido, con una pregunta y rostro alegre. A todo le encontraba lo bueno. En una ocasión en la que lo habíamos invitado para una entrevista en Café con Voz, estaba atrasado y cuando entró al estudio corriendo, sofocado, tropezó y cayó al suelo. Todos corrimos a levantarlo, temiendo que le hubiese pasado algo y gritó: “Tranquilos, no pasa nada, es mi manera de entrar a todos los lugares”, mientras mostraba su inagotable sonrisa. Todos estallamos en risas.

Mirandita era un señor bajo, con capacidad natural para las relaciones públicas, vestido siempre de forma elegante. Entró a la televisión nacional en 1968. Padre de tres varones, dos mujeres, se casó dos veces. Era “televicioso”, bolerista y positivo, según dijo a El Nuevo Diario en una entrevista en 2013.

“Soy bolerista pero me gusta Santana porque Chepito Areas es uno de los grandes músicos, independientemente de otros temas en su vida, es el único nicaragüense que está en el Salón de la Fama de Estados Unidos”, indicó Mirandita.
“Soy televicioso, no soy televidente. Es tal mi adicción que he dejado a un lado la lectura, pero tengo tantos libros que ya me propuse empezar. Ahorita estoy terminando uno que se llama ‘El maestro del amor’, escrito por un brasileño que fue ateo y habla cómo Jesús sufrió en la cruz, es muy lindo”. ¿Positivo? “Hay que salir de la casa sonriendo. No le digás a Dios lo grandes que son tus problemas, decile a tus problemas lo inmensamente grande que es Dios, y así salís de tu casa sonriente y positiva”.

Su paso por la TV

Mirandita era un personaje querido por su amabilidad y conocido porque trabajó cuatro décadas en la Gerencia de Ventas del Canal 2, tiempo durante el cual hizo muchas amistades. “En el 68 estuve en Canal 6 como Gerente de Ventas, y en el 72 pasé con don Octavio Sacasa”. Antes estuvo vendiendo anuncios en Novedades.

Las amistades, la sinceridad, la cordialidad, el presentar productos que sean de beneficio mutuo y la amistad, a veces vendés por amistad, era parte de lo que compartía al hablar de su habilidad en las ventas.”Hay otros que se arriesgan contigo. Hemos tenido logros y fracasos, no todo ha sido de éxito, pero si sabés superarlo podrás lograr la meta. La clave es: si puedes soñarlo, puedes hacerlo”, decía entusiasta.

Al triunfo de la Revolución dejó de trabajar en mercadeo, pero exploró otra área que, sin duda, le fue muy grata.
“Fui invitado para quedarme trabajando ahí (en el Canal 6), pero no en ventas sino a cargo de musicales y espectáculos. Ese fue el espacio donde se organizaron los festivales Gastón Pérez, de ahí se extraía al cantante ganador para viajar a OTI. Fui el coordinador, formamos un equipo excelente, desde buscar a los músicos, convocar a compositores, escoger de entre 200 canciones las 10 que iban a concursar y dos que se dejaban de reserva, y luego encontrar los cantantes para cada una”, relató a El Nuevo Diario en agosto de 2013.

Colaboraba con la Fundación Teletón y con el Hogar Zacarías Guerra. Nunca renunció a trabajar, aun cuando a su edad debió descansar y disfrutar de sus nietos, su último show fue en una emisora y lo denominó “El Oscar de la 800”.

Comparta este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email