EE.UU. rechaza confiscación de medios de comunicación por parte de Daniel Ortega

El gobierno de Estados Unidos (EE.UU.)  aprovechó el Día Internacional del Periodista en Nicaragua, que se celebra este 1 de marzo, para pronunciarse en contra de la confiscación de los edificios de Confidencial y 100% Noticias, que la dictadura de Daniel Ortega convirtió ilegalmente en casas maternas.

Julie Chung, subsecretaria interino de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de EE. UU., expresó en su cuenta de Twitter que “el régimen de Ortega puede pintar los edificios tomados ilegalmente de 100%Noticias y Confidencial, pero no puede encubrir sus sistemáticas violaciones a los derechos humanos”.

Dictadura concluye robo de edificio de Confidencial

La subsecretaria Chung destacó el importante papel de los valientes periodistas nicaragüenses” porque “continúan informando la verdadera historia de lo que pasa en Nicaragua”.

Kevin Sullivan, embajador de EE.UU. en Managua, también externó las felicitaciones a los “periodistas independientes en Nicaragua que arriesgan su integridad, informando con claridad de los hechos diarios”. “Sin prensa libre no hay democracia”, afirmó Sullivan en sus redes sociales. 

Desde que Ortega retomó el Gobierno en 2007 instauró la política de censura impidiendo a los medios independientes las coberturas de los ministros, incluso el dictador nunca ha dado una conferencia ni entrevista a periodistas nicaragüenses. 

La confiscación de los edificios de Confidencial y de 100% Noticias se dio en el contexto del incremento de la represión de las manifestaciones sociales en abril del 2018, cuando también fueron quemadas las instalaciones de Radio Darío en León. Han seguido el constante asedio, hostigamiento, enjuiciamiento, agresiones físicas a periodistas, camarógrafos y fotógrafos de medios nacionales y agencias internacionales. La persecución fiscal contra Canal 12, radios y otros medios es parte de la censura.

“El ladrón pone su foto en el lugar que se robó”

El asesinato del periodista Ángel Gahona de un disparo en la cabeza cuando daba cobertura a la represión contra los manifestantes en la ciudad de Bluefields, en la Costa Caribe de Nicaragua ha quedado en la impunidad. 

La Ley contra el Ciberdelito es otra arma del régimen para silenciar a los periodistas, al criminalizar las publicaciones que denuncien los abusos y la corrupción, que para el régimen sean consideradas noticias falsas. 

Por su parte, Cristiana Chamorro, durante la entrega del Premio Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, afirmó que la libertad de expresión “está amenazada” por la Ley de Ciberdelitos y la de Agentes Extranjeros calificándolas de “monstruosas y aberrantes”. La Fundación Violeta Barrios de Chamorro cerró en febrero como protesta ante la Ley de Agentes Extranjeros.

Por su parte, la Vicedictadura Rosario Murillo calificó hoy a los periodistas como “mercenarios” que “dieron falso testimonio” sobre las atrocidades que cometió la Policía, el Ejército y los paramilitares contra civiles desde abril de 2018, en las que según organismos de derechos humanos, murieron casi 400 civiles por disparos, torturas y golpes.

Comparta este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email