William Grisby corrió de «La Primerísima» a un médico por desmentirlo

El director de la oficialista radio “La Primerísima”, William Grisby, uno de los miembros del equipo de agitación y propaganda de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo, corrió de ese medio a un médico por desmentirlo en aquella ignorante afirmación de que la COVID-19 era «el ébola de los ricos». 

El doctor José Antonio Delgado, un reconocido médico que se ha caracterizado en los medios de comunicación de Nicaragua por brindar entrevistas y consultas públicas para ayudar a la población en el cuido de su salud, fue prohibido de volver a la oficialista radio “La Primerísima”, desde marzo de éste año, después de desmentir a Grisby.

Delgado quien tenía un segmento con el periodista Omar García todos los lunes en la emisora en el cual brindaba consejos, fue informado de que no podía volver al medio, después de rebatir la afirmación de Grisby, de que la COVID-19 discriminaba entre los ricos y los pobres.  

William Grisby lo corrió por desmentir la “perla del ébola de los ricos”

“Por más de seis años estuve en La Primerísima en un programa con Omar García y a raíz de que dije en Canal 10 —siendo responsable con mi trabajo de médico— que el COVID-19 le da a cualquiera, a ricos, pobres, medianos y todos, ese mismo día Omar García me dijo ‘ya no podés seguir en la radio’ y desde entonces no volví”, relató Delgado en Café con Voz.

Añadió que afortunadamente para su trabajo, fundamentados en la ciencia y desafortunadamente para Grisby, el Ministerio de Salud de la dictadura y el tiempo ha confirmado que el virus no distingue entre los que tienen dinero ni los negros ni los blancos.

“La gente incluso me ha dicho que no me han escuchado en la radio y yo le explico que fue porque dije eso (desmentir a Grisby) me ordenaron que no volviera a llegar, pero yo tengo la obligación como médico y comunicador, de que si alguien dice algo incorrecto o falso, aclararlo”, dijo Delgado.

Te puede interesar: Régimen eleva a 133 los muertos por COVID-19 y 4,311 contagiados

Igualmente quedó demostrado que usar mascarilla no era un asunto de crear pánico, sino de proteger a la población. “El mismo Daniel Ortega usa mascarilla en público, el jefe del Ejército lo hace, entonces ha quedado demostrado que no era una exageración”, dijo Delgado que es máster en Salud Pública y especialista en ginecología.

Sostuvo que la información que es errada o manipulada desde el punto de vista médico debe aclararse y desmentirse independientemente de quien la diga.

“Si el presidente de la República dice algo que no está correcto desde el punto de vista médico, a mí no me tiembla la mano en corregirlo porque me corresponde hacerlo como profesional de la salud, asumiendo las consecuencias que eso implique”, dijo Delgado.

El irresponsable “relax” de los nicaragüenses frente al Covid

El doctor Delgado aprovechó para pedir a la población nicaragüense que no baje la guardia en contra del Covid19, debido a que en los últimos días actividades de grandes aglomeraciones, como la final de béisbol, un festival de gigantonas y el tope de toros en Granada, revelan un relajamiento peligroso que puede tener consecuencias funestas.

“Escuché decir a un periodista en un medio del gobierno que la carga viral ha bajado en Nicaragua, otro afirmando que la curva de contagio se ha aplanado y en ningún momento eso ha ocurrido, entonces eso transmite mensajes errados que una parte de la población está creyendo”, señaló Delgado.

Asimismo Delgado dijo que el mayor problema en Nicaragua es que no existe una política pública de cuido a la población, porque por el contrario se procura el contagio.

De las más leídas: ANPDH responsabiliza al régimen por aumento de inseguridad ciudadana

“Hay varios elementos que se juntan, entre ellos la falta de realidad de las cifras que brinda en Minsa, que se quieren presentar como positivas, porque dicen solo cinco muertos en una semana, pero sigue muriendo gente, solo 196 casos nuevos, pero eso significa que la curva no se ha aplanado, porque eso va a ocurrir el día que después de quince día nos digan que no hubo ni un contagio más y cero fallecidos”, explicó.

Este martes, según el reporte del Minsa, las muertes por COVID-19 en Nicaragua se elevaron a 133 tras sumar cinco en la última semana, y los casos positivos a 4,311 desde que se detectó la enfermedad en este país, a mediados de marzo pasado.

Los casos confirmados o probables por clínica aumentaron a 4,311 tras detectarse 196 nuevos en los últimos 7 días, según las cifras presentadas por la ministra de Salud, Martha Reyes, en su informe semanal.

¿Irá a pasar lo mismo con jefa de prensa de La Primerísima?

Teniendo como antecedente lo del doctor Delgado, algunos se preguntan si lo mismo podría ocurrir a la jefa de prensa de la misma radio, Tirsa Sáenz, quien criticó las aglomeraciones de ciudadanos que no tomaron las precauciones para prevenir el COVID-19 en el programa de Alberto Mora en el Canal 4.

“Yo creo que nos estamos relajando, eso me parece muy delicado, he visto actividades y todo eso que me parece una soberana irresponsabilidad, insisto en que las autoridades deben de advertir porque hay gente que ha salido desatada a las calles, incumpliendo todo, incumpliendo todo absolutamente todo”.

Tirsa Sáenz, jefa de prensa de Radio «La Primerísima»

“Es una cosa yo creo que deberían de preocupar a las autoridades de salud, esta situación en el Estadio Nacional, lo vimos en Juigalpa y Granada”, expresó Sáen en sus declaraciones. Inmediatamente Mora trató de justificar las concentraciones afirmando“pero son situaciones muy espontáneas, viste la gente que se ha ido a buscar al santo”, lo que fue refutado nuevamente por Sáenz al indicar que “el hecho que sean espontáneas, no significa que no sean irresponsables”.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email