Ortega prioriza a represores antes que atención a desastres

De acuerdo con las partidas presupuestarias desde 2007 al 2020, el Sinapred recibía 14.57 millones de dólares para ser ejecutados en preparación de personal para atender desastres naturales, mientras que en este año, la cuantía presupuestaria bajó a 2.85 millones de dólares y en 2021 apenas recibirá 2.77 millones de dólares.

Infografía: Expediente público

El dictador Daniel Ortega ha quitado del presupuesto destinado al Sistema Nacional de Prevención de Desastres (Sinapred) mientras engorda las bolsas de la Policía Sandinista y el Ejército Sandinista, dos instituciones que se rigen según los designios del tirano de “El Carmen”.

Javier Meléndez, especialista en temas de Seguridad y Defensa, indicó que durante el gobierno de Enrique Bolaños, el Sinapred obtenía recursos de la comunidad internacional para su funcionalidad, sin embargo, aseguró que este órgano estatal estaba bajo la administración del Ejército de Nicaragua. Una vez que Ortega volvió al Poder, centralizó la labor del Sinapred con el régimen para administrar directamente los recursos de este órgano.

En 2007, año en el que Ortega retornó al poder; el Sinapred recibía 14.57 millones de dólares para ser ejecutados en preparación de personal para atender desastres naturales, mientras que el en 2020, la cuantía presupuestaria bajó a 2.85 millones de dólares y se proyecta que en 2021, este órgano recibirá 2.77 millones de dólares.

Infografía: Expediente público

“Como país vulnerable ante catástrofes, deberíamos tener una línea presupuestaria mas grande”, resaltó Meléndez, quien fue director fundador del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp).

El experto criticó que el Estado en lugar de destinar recursos del Sinapred, se preocupe más por el presupuesto de la Policía Sandinista y el Ejercito.

“No es un crecimiento para formar mejor a los policías, es para pagar la sangre que se está derramando en Nicaragua” dijo Meléndez, quien puso como referencia los datos del Presupuesto General de la República de 2007 al 2020.

Aumento drástico del aparato represor policial

El aparato burocrático de la Policía ha aumentado en los últimos años, según el anuario de 2007 habían cinco comisionados generales, 38 comisionados mayores, 145 comisionados y 369 subcomisionados. Mientras que en el 2020 hay 39 comisionados generales, 156 comisionados mayores, 297 comisionados y 493 jefes policiales, incluyendo al primer comisionado Francisco Díaz.

Infografía: Expediente público

Y es que a la entidad que ha sido sancionada por violadora de Derechos Humanos, se le ha aumentado el presupuesto en más del 127 % en los últimos 13 años, pasando de recibir 47.6 millones de dólares en 2007 a más de 108.2 millones de dólares aprobados para 2021. Mientras que al Ejercito se le ha engordado la bolsa en  101 %  en recursos que recibirán el próximo año, alcanzando los 77.9 millones de dólares, en comparación con los que recibían en 2007, cuando apenas alcanzaban los 38.9 millones de dólares.

“Esto es una proyección atroz de lo que es una estructura policial en toda América Latina, en términos de crecimiento de presupuesto, no hay país de Centroamérica que haya incrementado tanto los presupuestos para ejército y policía”, expresó a Café con Voz el experto en temas de seguridad.

El investigador manifestó que este aparato policial es el encargado de la represión en todo el país. “Viven del presupuesto de la república”, agregó.

Cooperación no confía en Ortega

No obstante, en otros países de la región, la comunidad internacional se vuelca para apoyar a las naciones que sufren catástrofes naturales, no así en Nicaragua, pues este país fue el que recibió menos dinero como financiamiento para hacer frente a los desastres económicos provocados por el Covid-19 y los huracanes Eta e Iota.

A juicio del exdirector del Ieepp, la comunidad internacional ve en los demás países de la región, una buena administración de los recursos que se les entregan para atender catástrofes, sin embargo, el régimen sandinista ha sido tachado como represor y violador de derechos humanos, además de ejercer corrupción, por lo que aumenta la desconfianza de los organismos financieros multilaterales.

“Nicaragua es el país que menos dinero ha recibido porque hay más posibilidades de que se la roben”, manifestó el analista.

Aliados de Ortega le dan la espalda

Ante la baja cooperación internacional para atender las crisis en Nicaragua, el régimen de Ortega también se ha quedado sin el apoyo de sus amigos, los gobiernos represores y “progresistas” como Rusia, Irán, Cuba y Venezuela

“Hay que tomar en cuenta que después de la Habana, la embajada de Rusia es la representación más grande en América Latina, pero ¿Dónde está el apoyo? No hay, porque lo que han vendido estos años es humo, en los momentos más difíciles, Ortega receta solo humo, está totalmente solo”, señaló el experto.

En el caso de Venezuela, el experto aseguró que Ortega no recibe ayuda de ese país, porque producto del desastre financiero que ha generado el chavismo “regalando” el petróleo con fines políticos, ahora no cuenta con presupuesto para apoyar a sus “aliados”.

Comparta este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email