Eurodiputado denuncia mentiras de Daniel Ortega con cifras COVID-19

Cifras de COVID-19

El eurodiputado José Ramón Bouzá, señaló que el régimen de Daniel Ortega, ha mentido al pueblo de Nicaragua manejando cifras falsas para decir que tienen control de la COVID-19, mientras que a organismos internacionales les dice otros números para obtener dinero y oxigenar sus cuentas, como los 43 millones de dólares que les concedió el BID.

“Ortega y Murillo llevan mintiendo a los nicaragüenses desde el inicio de la pandemia. Los datos del COVID-19 que dieron al BID se los ocultan al pueblo”, escribió Bouzá en su cuenta de Twitter este miércoles.

Quiere conocer datos para desnudar las mentiras

“Exijo a Josep Borrell (presente) las cifras que se le han dado a la Unión Europea para ver hasta dónde llegan las mentiras del régimen”, añadió el eurodiputado que acompaña en su publicación la carta enviada al dirigida al Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, donde demanda la presentación de las cifras del coronavirus emitidas por la dictadura Ortega Murillo.

Te puede interesar: El régimen Ortega-Murillo, ¿moribundo? / Oscar-René Vargas

“La respuesta de las autoridades nicaragüenses a la epidemia del COVID-19 ha estado marcada desde el principio por la falta de transparencia y el desprecio a la gravedad de la enfermedad”, escribió el parlamentario europeo, que ha sido una de las voces de ese alto foro que ha denunciado constantemente los crímenes y violaciones a derechos humanos de Ortega y Murillo.

Añadió que a raíz de la concesión a Nicaragua de un préstamo por parte del Banco Interamericano de Desarrollo, fue que se conoció que el régimen de Ortega trasladó a esta institución su previsión de más de cinco millones de contagios y hasta 23,000 fallecidos, en claro contraste con la proyección inicial del Ministerio de Salud de 32,500 contagios y 800 fallecidos, realizada en marzo de éste año, tal y como lo informó Café con Voz el pasado fin de semana.

Ocultan escala real de la pandemia

“Esta enorme disparidad en las cifras comunicadas a la población, por un lado, y a organismos internacionales por el otro, evidencia que el gobierno de Nicaragua oculta a la ciudadanía la escala real de la pandemia para justificar su pasividad, mientras que admite en privado las graves carencias en su respuesta al virus”, señaló Bouzá.

Es por ello que al final de su escrito agrega los siguientes cuestionamientos: «¿Han trasladado las autoridades nicaragüenses al Servicio de Acción Exterior o los Estados Miembro alguna estimación del impacto del COVID-19 en el país desde el comienzo de la pandemia? En caso afirmativo, ¿qué previsión de infectados y fallecidos comunicaron?».

SUSCRIBITE A NUESTRO CANAL DE YOUTUBE

Las disparidades en las cifras que brinda la dictadura semanalmente sobre nuevos contagios y fallecidos por COVID-19, con las que reporta el Observatorio Ciudadano, son claras.

Por un lado Rosario Murillo ha señalado a través de sus sirvientes del Ministerio de Salud, que el total de contagios suman 4,668 infectados y 141 decesos, mientras que el Observatorio ubica en más de 10 mil los contagios y las muertes en 2,540, desde que se anunció el primer caso de coronavirus el 18 de marzo de este año.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email