«Liberen a presos políticos», piden organismos de Derechos Humanos internacionales ante peligro de COVID-19 en prisiones

La Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Oacnuh, Michelle Bachelet y la directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara Rosas, pidieron este vienes por separado, la liberación de los presos políticos de la dictadura de Daniel Ortega, debido a que algunos presentan síntomas de Covid19 y otros pueden ser contagiados.

«Ante la pandemia COVID-19, que está afectando al mundo entero, Oacnudh exhorta al Gobierno de Nicaragua a adoptar medidas para reducir el hacinamiento en las cárceles, incluyendo la liberación de las personas detenidas en en el contexto de las protestas», señaló la oficina de Bachelet en su cuenta de Twitter.

Mientras que Guevara Rosas denunció que varias personas que fueron detenidas por protestar pacíficamente, han empezado a presentar síntomas relacionados con el Covid19, sin recibir atención médica.

“El posible contagio de COVID-19 de personas que permanecen recluidas por el simple hecho de oponerse a la política de represión del gobierno de Daniel Ortega se suma al maltrato que soportan día con día al estar detenidas injustamente. Más de una docena de ellas ha presentado síntomas que podrían estar relacionados con el virus, permaneciendo en condiciones de detención precarias, hacinadas y sin recibir atención médica adecuada”, indicó Guevara en una nota divulgada por Amnistía Internacional.

Añadió que algunas de las personas detenidas tienen serios padecimientos clínicos previos, por lo que son especialmente vulnerables frente al virus. «Es inadmisible que el gobierno no atienda la obligación de garantizar su derecho a la salud. La comunidad internacional debe mantenerse vigilante ante esta situación. Todas las personas que siguen detenidas únicamente por ejercer sus derechos a la libertad de expresión y asamblea pacífica deben ser liberadas de inmediato”, afirmó Guevara.

A la vez recordó que “las autoridades nicaragüenses también deben tomar medidas para garantizar la salud del resto de personas privadas de la libertad y garantizar el acceso al agua, saneamiento y productos de higiene para toda la población carcelaria”.  

Amnistía Internacional ha denunciado los crímenes de lesa humanidad que la dictadura e Ortega y Murillo han cometido en Nicaragua, así ciomo la violación a los derechos humanos y libertades, de los nicaragüenses a partir de la rebelión de abril de 2018.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email